Testimonio Andrea

Cuando Guatemala celebraba el triunfo del guatemalteco Carlos Peña en el “Latin American Idol”, el mismo Peña organizó un concierto gratuito en su regreso al país, en el cual aprovechó para agradecer a la población el apoyo brindado.

 

El concierto fue en el año 2007, momento en el que yo contaba con tan solo 12 años. Recuerdo que cuando nos enteramos del concierto, mis amigas del colegio y yo decidimos que al finalizar la jornada educativa nos dirigiríamos a la Plaza Central. Uniformadas, y con nuestros materiales y libros en la mochila, estábamos disfrutando de una tarde inolvidable… pero lo sería para ellas, ya que pasé por una experiencia que en el momento no lograba concebir.

 

Resulta que había un tipo detrás de mí, yo sentía el roce de su cuerpo con el mío, pero creía que era algo “normal” por la conglomeración, que había ese día, de personas. Llegó un punto en el que me sentí tan incómoda que opté por hacerme la cansada y sentarme en el pavimento. En el momento en el que me dispuse a enrollarme la falda para sentarme, sentí que sobre mi trasero corría una sustancia ligosa y caliente.

 

Un poco desconcertada por lo que me había sucedido (y sin comentárselo a nadie) llegué a mi casa y lo primero que hice fue revisar qué tenía mi falda… luego de sacar las conjeturas me di cuenta que el fulano había eyaculado sobre mi falda, a plena luz del día y sin que nadie lo hubiese descubierto.
Esta es la primera vez que cuento esto, porque la única vez que lo intenté hacer, con un amigo de la infancia, me insinuó que habría sido “mi culpa” por no haberme puesto un pantalón o ropa “decente”…

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *