Pili

Pili

La primera vez que fui víctima de acoso callejero tenía entre 13 a 15 años. Yo era una niña muy confiada, en mi casa nunca me restringieron en cuanto a tener libertad, decidir mis cosas sola y movilizarme cuando hubiera necesidad. Recuerdo que en esa época yo era vacacionista, por las mañanas me iban a dejar a Avancso y por las tardes yo me regresaba a mi casa en camioneta. En una de esas tardes, decidí ir a visitar a mis abuelos en mariscal. La camioneta me dejó en el periférico y desde allí caminé. Iba por la calle cerca de la Iglesia Esquipulitas y recuerdo que había una camionetilla blanca con la puerta abierta. Un hombre me miraba desde el espejo. Leer más