Testimonio María

Testimonio María
Un día fui por la tarde al gimnasio como siempre lo hacía, y cuando iba de regreso un hombre que no sé si estaba ebrio venía frente a mí...

 

Leer más

Testimonio Luisa Fernanda

Testimonio Luisa Fernanda

El ser víctima nos hace estar con todas las mujeres que sabemos que lo han sufrido, no tiene edad ni tampoco horario para que ocurra, simplemente es salir a la calle y pasearse por lugares donde existen hombres que se aprovechan de la situación y te acosan…

Leer más

Testimonio Steffany

Testimonio Steffany

Esta historia en mi vida ya es algo antigua, actualmente tengo 27 y ocurrió a los 16 años cuando todavía asistía al colegio… Leer más

Testimonio Majo

Testimonio Majo

Hola me llamo Majo, tengo 19 años. La primera vez que sufrí de acoso en mi vida fue quizá a los 9 años en el colegio, por parte de un chavo de 18 quizás… Leer más

Testimonio Diana

Testimonio Diana

Era noche de brujas y fuimos a Antigua Guatemala con mi novio. Y como acostumbro me disfracé para la ocasión. Me coloqué un vestido negro de cóctel que me llegaba arriba de las rodillas y medias negras…
Leer más

Testimonio Lucía

Testimonio Lucía

Muchas veces me ha sucedido que decido usar falda o algún vestido, y cuando salgo de casa en el trayecto que toma llegar a mi carro, pasan hombres en carros gritando groserías, una de esas veces iba con mi hermano menor, y verlo a él intentar decirles algo a esas personas me enfureció… Leer más

Cristina

Cristina

7:30 de la mañana. Dejo mi carro a solo una cuadra de la Universidad. La luz de un nuevo día se llena de cierta seguridad que se opaca ante los comentarios de pilotos de buses que empiezan, justo cuando termino de pasar por la cuadra, a lanzar las frases típicas que nada tienen que ver con querer entablar una conversación, agradar o si quiera interesarse por cómo me llamo. Sus frases me intimidan, me da miedo. Son comentarios sexuales que me hacen pensar que me van a perseguir así que camino más rápido, se ríen. Lo hacen con una prepotencia como sabiendo que no me defenderé. Leer más

Lu

Lu

No pedí ser mujer, nací así y nunca luché contra eso, sólo lo acepté, ha de ser porque me sentí cómoda con serlo.

A los siete años de edad ni si quiera tenía claro qué significaba eso de ser mujer, desde pequeña mis papás me dejaron vestir como yo quería, jugar los juegos que me llamaban la atención, jamás me encasillaron en colores ni me impidieron hacer cosas por mi sexo.

Sexo… a los 7 años tampoco sabía ni un carajo del sexo. A los 7 años esperaba de madrugada que pasara por mí el bus del colegio, siempre acompañada de mi papá. Llegaban por mí y éramos, junto a otra niña un poco mayor que yo, las primeras en subirnos al transporte escolar. Me gustaba ir pegada a la ventana viendo la calle, me gustaba ver como amanecía. Sí, me gustaba hasta ese día. Leer más